Fiestas Patronales 2018, Santa María La Antigua en Betania

Nuestras festividades en honor a la Madre del Señor, se realizaron este año, bajo el lema “No temas María, porque has hallado gracia delante de Dios”, Lucas 1.30 se realizó en un tiempo perfecto del Señor “Kairos”.

Nos distinguimos por ser una Parroquia de acogida y dentro de nuestras actividades religiosas, llevamos a la Virgen María peregrina, durante los nueve días de la novena en donde participaron diversas familias, abriendo las puertas de sus hogares con alegría, amor y devoción a nuestra Madre Celestial.

Durante este tiempo participaron distintos grupos parroquiales que se hacían cargo de la oración a los enfermos, el Santo Rosario, la organización de la Santa Misa diaria, las serenatas siendo este ramillete un matriz de armonías para la Madre y nos apoyaron diferentes ministerios de música todo esto se vivió con alegría, cantos, saloma y un buen tamborito panameño.

De unos años para acá, en nuestra iglesia existe una particularidad utilizar un distintivo de color, por día, lo que hace colorido y alegre permitiéndonos vivir una fiesta con gozo y entusiasmo en un ambiente de festividad.

Además, participaron diversos sacerdotes provenientes de algunas provincias, esto nos permitió nutrirnos de conocimiento y espiritualidad para crecer en sabiduría, gracia y llenarnos del Espíritu Santo.

Cada hijo consagrado de la Madre, trasmitieron la Palabra viva de Dios engalanando nuestro altar, los acogidos fueron: Fray Higinio Barria OSA, P. Fernando Fontanner, P. Jamed Pacheco, P. Marcelino González T., P. Raúl De León, nuestro párroco Fray Roger I. Guerra OSA, P. Ubaldino Conrado OSA, P. Teófilo Rodríguez, P. Jacir Pacheco y la Solemnidad de la Virgen, celebrada el día 15 de agosto, por nuestro Arzobispo de Panamá, Monseñor José D. Ulloa.

En Santa María todos somos importantes, una sola familia en comunidad, que acoge al de adentro, al de afuera, al extranjero y lo hace sentir como en casa, bajo la gracia de Santa María La Antigua, que lleva a Jesús Niño en brazos. Amén.

Por: Esperanza de Jesús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *